Le fabricó una prótesis a su amigo: “Es conmovedor verlo sonreír nuevamente”

Según describe Luján, Román antes de sufrir el accidente de tránsito era “una persona alegre”. La tristeza y angustia que enfrentaba, sumado a la demora de la prótesis solicitada a la obra social, hizo que él se pusiera “manos a la obra” para crearle una “prótesis casera” para que su amigo recuperara la sonrisa. Y lo logró.

 

Tuve un accidente en enero, fue una tragedia para mí porque perdí una pierna. Luján sacó fuerzas de no sé dónde y con su enorme inteligencia me hizo una pierna para que yo pueda estar apoyado”, comenzó contando a Elonce TV, Román Zapata.

Confió que desde comienzo de año, en que ocurrió el accidente, hasta acá “ha sido todo muy duro, difícil. La mutual ‘me tiene a las vueltas’, hace tres meses que hicimos el pedido y aún no me ha dado respuestas. Todos me dicen que tengo que esperar”. Y respecto de la prótesis que le fabricó su amigo, dijo que lo “favorece bastante bien”.

Luján Goncebatt, por su parte contó que la idea le surgió luego de que fuera a visitarlo “y ver el estado de depresión en que se encontraba Román”. Además, “como no le llegaba a prótesis no podía avanzar con su rehabilitación”.

“Tomé la decisión de hacérsela yo, puse ingenio y elementos que tenía en casa y enseguida que se la traje y la probó, se puso de pie. Me conmovió que no pudiera empezar la rehabilitación porque no tenía la prótesis y se la hice”, enfatizó Goncebatt.

Los materiales que usó “son reciclados, los tenía en casa”, aseguró, contando que le llevó “unas tres horas, fui probando viendo cómo se podía adaptar mejor. Le hice un mecanismo para que él se pueda arrodillar o flexionar la pierna. Por el momento no se puede usar de esa forma porque primero debe comenzar a mantener el equilibrio, pero más adelante podrá flexionarla”.

Vi que no era algo tan difícil de fabricar y lo hice. Prácticamente al otro día me acerqué a traerle la prótesis”, indicó con orgullo. Mencionó que luego fueron adaptándole cuestiones como “la altura, porque cuando vine por primera vez no le quise tomar las medidas, lo calculé más o menos ‘a ojo’; quería que sea una sorpresa”, aseveró.

Relató que cuando vio que la prótesis había quedado “un poco más alta”, enseguida “busqué que los vecinos me presten una amoladora, le hice los últimos retoques y quedó perfecta”.

No le avisé a nadie que se lo iba a hacer, llegué con este ‘regalo’ y Román no lo podía creer”, contó Goncebatt. A lo que su amigo agregó: “me sacó una sonrisa esa noche, me sentía muy feliz. Ya con sólo poder mantenerme en pie, fue increíble cómo me sentí”.

El amigo de Román manifestó su gran “fuerza de voluntad” ya que “ni bien lo ayudamos, logró pararse y mantenerse en pie, sin ayuda de nadie ni nada, ni siquiera del andador”. Aseveró, luego entre risas, que “ya nadie lo podía sentar”.

La funcionalidad de la prótesis le permite además, “no perder el trabajo; me están esperando por suerte. Tengo que volver a trabajar y de aquí a que la obra social me entregue la prótesis que solicité, lo perdería, pero ahora con el regalo que me hizo Luján, podré volver”

“Me dolió mucho verlo angustiado, deprimido y triste”

Este gesto inmenso sella aún más la enorme amistad que existe ya entre ellos. “No tengo palabras para agradecerle lo que hizo, es increíble”, aseveró. Por su parte Luján, confió: “Él siempre fue muy alegre, si necesitaba una mano, él siempre me la ha dado. Me dolió mucho verlo angustiado, deprimido y triste. Lo mejor de todo de traérsela fue verle la sonrisa. Fue una experiencia hermosa, poder verlo de pie de vuelta y que él sienta que se puede, que por más que sea difícil siempre hay una pequeña esperanza”.

La comunidad puede colaborar

Román es sostén de familia. Su esposa, si bien tiene la posibilidad de trabajar, está al lado de su pareja, sosteniéndolo. No obstante “es muy difícil la situación económica que atraviesan” se indicó a Elonce TV. Por esto, los vecinos organizan rifas, ventas de productos, para ayudarlos a sobrellevar este difícil momento. “Nos rebuscamos como podemos, no me gusta pedir, pero si la gente quiere colaborar y se los dicta el corazón, bienvenido sea. Yo hago ventas de empanadas, por ejemplo, publico por las redes sociales”, detalló. En Facebook, Yanina Zapata. Teléfono: 154473793.